Arte y Cultura Internacional

EL taller de Manolo Lima
  

Evans Fodrini 47 años en Pintura

Un día como el de hoy un 27 de febrero de 1975comenzaba mi aventura en el mundo de la pintura

 

Un día como el de hoy lluvioso pero con las ganas de alcanzar mi sueño de aprender pintura, no impidieron que yo fuera ese primer día de un 27 de febrero pero de 1975. Donde comenzaría mi camino por el mundo de la pintura y del arte. Hoy han pasado 47 años desde aquel momento en el taller, del entrañable maestro Manolo Lima, quien tanto nos brindó en lo artístico, sino también en lo humano a través de su actitud como persona. Para saber un poco más y ver una síntesis de todos estos años en este mi mundo. En donde cuento un poco como han sido, este camino a lo largo de estos años, y una breve mirada de mi proceso creador

ver entrevista

Encuentro a Fodrini en el Museo Mazzoni (ciudad de Maldonado), en una tarea solidaria, de equipos de plásticos de la región. En ese patio tan sugestivo que cruza el Museo, hablamos.

“Soy nativo de este departamento, de esta ciudad, viví mi infancia cerca de la playa y a su vez no alejada de la ciudad de Maldonado.” Ese paisaje abierto, de horizonte siempre lejano, cambiante en tonos de color y de sonido… que se puede percibir a través de todos los sentidos dan a Fodrini la dimensión que su espíritu capta y que luego volcará en su obra. En la Escuela Nº1, pública, que él fija en el cuarto año comienza el descubrimiento de la maravilla de la expresión plástica. “Tenía como compañeros a Fernando Castro y a Claudia Willat. Realizábamos competencias de dibujo entre los tres.”

EL CAMINO HACIA LA PINTURA
O debo decir hacia la autoformación. Desde los libros de arte que una tía ceramista le dejaba ojear y leer, donde descubrió a los grandes pintores y el arte etrusco y griego, cuando tenía nueve años. Uno de esos días en que llegaba a la playa a fantasear, a jugar en la arena, ve a un hombre que pinta frente al mar. “Me quedé horas observando lo que hacía con su pincel. Años más tarde reconocería que era Wilson Amaral, aquel que me hizo sentir el primer deslumbramiento. […] Estudié dibujo animado, caricatura y publicidad… ¡por correspondencia! No sabía dónde dirigirme pero aún así sé que nada es en vano, todo lo que uno hace tiene una respuesta en el tiempo. Esa experiencia en la técnica de la caricatura me dan la perspectiva del crecimiento interior en treinta años. Hay una continuidad hacia un logro sustancial que se va afirmando…”

Colectiva junto con el taller. En la foto el maestro Manolo Lima Efraín Casañas Juan Fuentes Nani Salazar Gustavo Fernández. Aurita Fagundes Raúl Pérez Y Evans Fodrini, en la Liga de Fomento en Enero de 1985

INGRESO AL TALLER MALDONADO
“Gracias a mi profesora de Secundaria, Acó Mautone, a quien llevo mis primeros dibujos para que opine sobre ellos, llego a Manolo Lima. Así en enero, en el Ateneo, me encuentro con una muestra del Taller.” La Entrevista con Manolo fue sencilla. “Yo no tenía idea – dice Fodrini— de la magnitud de lo que realmente era la figura de Manolo Lima en la vida de las personas.”

No bien habló con él, las puertas se abrieron hacia muchos caminos: la solidaridad invadió la comunicación. Fodini tenía 14 años: “Entrar en el Taller significó tanto como si mi vida llegara a otro planeta. […] La casa-taller, su entorno, todo es una invocación a la pintura. Junta con la técnica aprendí la importancia de tener una actitud ante la vida: no sólo ser pintor sino, crecer interiormente, elevarme a ser humano perfectible, a ser persona. Formé la generación del 75 en el Taller Maldonado, junto a Trujillo, a Albaro Fernández a Chiachio, a Centurión. Todos los días trabajábamos, a veces hasta el agotamiento, aún cuando no teníamos ganas; trabajar siempre, disciplinadamente. […] En 1979 me alejo del Taller pero mantengo un vínculo de amistad con Manolo. Durante años me aconsejó acerca de lo que yo hacía; su opinión era trascendente para mí.”

ALAS PROPIAS

 Trató de vivir de la pintura, de que su vida fuera eso: tan simple y tan grande a la vez; hacer lo que se siente, lo que se ha deseado… No vivir pendiente de lo que el público espera sino de lo que se crea. Quien persigue la libertad, logra sin experimentalismos estériles, llegar a cumplir sus necesidades interiores. Para Fodrini el resultado creativo es un proceso que se va construyendo desde el raciocinio y que se impregna de emotividad. Su interioridad lo ha llevado a un resultado final de obra que se mantiene en el tiempo. “La autocrítica, la exigencia íntima, se ve en el crecimiento y los logros llenan la trayectoria.”

VIAJES

en colombia en 2018 participando de la muestra el Mundo en SUR

Es un hombre que vive entre Brasil y Uruguay: exponiendo en galerías. Europa fue uno de los premios a tan gran esfuerzo. Al disfrutar de los grandes maestros universales dice: “La pintura uruguaya es básicamente europea, según Evans, a quien la luz de las obras de los pintores españoles lo impactó y le marcó un rumbo que aún sigue.

PRESENTE

Si bien ha recibido premios que le han ayudado a que lo identifiquen a nivel nacional, ahora ya no necesita de esas instancias y el estímulo que eso significó en un momento de su vida. La seguridad que muestra en lo que hace, no es superflua la ha amasado a lo largo de su trayectoria en la certeza de una vocación enraizada desde sus caminatas por la orilla del mar: Maldonado y su puerto, los desnudos, las figuras solas con una ventana lejana, las naturalezas muertas; y las “alegorías”, que son de su mundo imaginario, que me recuerdan algo de lo de Solari, del mismo Manolo Lima, por supuesto, de Goya… “La pintura es el rescate de la humanidad”, —dice Fodrini. En esas “alegorías” hay un mundo latente que aún nos sorprenderán, sin duda alguna…
© 2016 Lilia Muniz | Punta del Este, Uruguay – Imagenes © Respectivos aut

 

Ensamblaturas mixtas con cartón corrugado y oleo 2008

Exposición con el taller Maldonado 1983 en el cuartel de Dragones de Maldonado
Colectiva junto con el taller. En el edificio Lafayette de Punta del Este en 1978
Exposición conjunta con el taller en la escuela Lafone de Punta del Este 1991
Exposición individual en el museo Mazzoni de Maldonado en enero del 2020

LOS INICIOS

Mi primer cuadro antes de concurrir al taller de  Manolo Lima
Uno de mis primeros cuadros  a pocos  días de concurrir al taller de  Manolo Lima

Experimentalismo Mono copia mixta 

Puerto oleo sobre papel año 2000 realizado en  Porto Alegre Una obra dentro de las varias etapas en la que estoy incursionando en los últimos tiempos.

Derechosresevadosrevistaarteycultura
Maldonado – Uruguay 2021